Lanzamiento de su flagship en España

Brand Experience
Cliente:Vilebrequin
Servicios:Diseño corporativo / Naming / Brand experience
Descripción
En 1971 Vilebrequin creó un nuevo estilo de trajes de baño, inspirados en el estilo de vida de Saint-Tropez. Prendas amplias, cómodas, muy coloridas con un marcado caracter naif y relajado. El ADN de la firma está en la calidad, la trascendencia de la imaginación, la fuerza al momento de crear y, por supuesto, el ambiente de la playa y la sofisticación casual francesa. Para su target, Vilebrequin significa un escape a gran escala; un retorno a su niño interior, hacia la diversión, con un espíritu de elegancia y una actitud relajada.

Con mas de 40 años de historia y presencia en toda Europa y EE.UU, Vilebrequin decide incrementar su presencia en España y lanzar su marca a nivel nacional mediante la apertura de su flagship en Madrid. La marca ya contaba con tienda en Marbella pero necesita un golpe de efecto mayor para hacer un lanzamiento potente a los medios.

Para la conceptualización de la inauguración y plan de comunicación del lanzamiento QuumBrand se remontó a la génesis de la firma, al contexto en el que su fundador se inspiro para la creación de su primera prenda, las playas de Saint Tropez y en particular el Café Senequier, dónde pasaba gran parte de su tiempo.

Partiendo de los insights de marca de la firma, se desarrollo el concepto de la inaguración, L`été de Saint-Tropez arrive a`Madrid, El sol de Saint-Tropez llega a Madrid.

¿Qué mejor manera de trasladar la esencia de la firma al invitado que llevarle a al mismo Saint-Tropez?, pues así fué. El callejón de Jorge Juan, enfrente de la tienda, se convirtió en un típico pueblecito Francés, un sol abrasador iluminaba todo el espacio, los puestos de bistró salpicaban las esquinas, repletos de quesos, embutidos y vinos franceses, la petanca presidia el centro del callejón y modelos y personal de catering recorrían el espacio con outfits muy 50s, muy Bardot.

Para el plan de comunicación recurrimos a la artesanía gráfica basándonos en el proceso creativo de la firma; “Dentro del equipo tenemos artistas y artesanos. Nuestro diseñador suele pintar con acuarelas antes de pasar los estampados a la tela. El proceso creativo es, sobre todo, artístico”. Y así lo hicimos, recreamos el ambiente del Saint-Tropez de los 50s y lo convertimos en el key visual del lanzamiento. La acuarela, los tonos pasteles y los trazos frescos y fluidos se trasladaron a todas las piezas del plan de lanzamiento y al branding place y señalética del evento.

Este concepto se trasladó a todas las inauguraciones de la firma en Europa.