La transparencia como motor de marca

Branding y posicionamiento
Cliente:Varianza
Servicios:Posicionamiento / Id corp. / Diseño corporativo
Descripción
Varianza Gestión es una boutique independiente de gestión de activos y patrimonios que nace con el fin de ofrecer asesoramiento y gestión de inversiones de forma independiente.
Sus principales valores son “la independencia de entidades bancarias, la ética y la transparencia, la excelencia en el servicio y la sencillez en la relación con el cliente”.

La colaboración entre Varianza y QuumBrand abarcó desde el nuevo posicionamiento de la firma hasta el diseño de todo su material corporativo e implantación en oficinas, una colaboración AZ que dotó al proyecto de la consistencia y la coherencia necesaria para conseguir una plataforma de marca diferenciadora y referencial.

El proceso comenzó con varios workshops con el cliente para ayudarles a definir su posicionamiento y su plataforma de marca. Este posicionamiento marco las pautas para la creación de su identidad visual.

Un naming con un significado no demasiado reconocible obligaba a construir un universo plástico que explicase de forma intuitiva la intención de este nombre elegido.

La expresión mínima de la marca se representa mediante un logotexto y un símbolo, elementos que pueden funcionar tanto juntos como por separado dando a la marca una mayor movilidad y dinamismo.

El logotexto se construyó sacando de la estructura cualquier elemento que no aportase nada a la legibilidad y comprensión de la firma y apoyase el concepto de variabilidad de valores a los que hace referencia la palabra varianza ( convirtiendo las 3 letras A en flechas ascendentes y descendentes).

A este logotexto se le sumó un símbolo, una idea, un concepto cuya función es reunir la esencia de la marca mediante su expresión mínima.

El símbolo se compone por tres flechas ascendentes y una línea paralela a la base que divide las flechas en su media horizontal.

Estas flechas ascendentes nacen del logotexto original VARIANZA, tres aes reconvertidas en símbolos que, por una lado representan aumento y crecimiento, y por otro recuerdan al grado excepcional de solvencia que otorga la calificación financiera AAA.

Esta triple estructura rompe su simetría con una línea que recorre su horizonte, una línea que se convierte en media aritmética y transforma la triple estructura en un pictograma que dibuja desviaciones respecto a esta media.

El conjunto, en su exterior, respira pragmatismo, cercanía y dinamismo, conceptos claves en el desarrollo de la actividad de la empresa proyectada en una imagen fácil de leer y asimilar donde lo único necesario es lo testadamente imprescindible.

Una vez definida la expresión plástica mínima de la firma se construyo un universo gráfico que potenciase las virtudes y significados de la marca. Un sistema fotográfico basado en montañas con afiladas cumbres que se reflejan en el agua, tanto los vértices de las cumbres como su reflejo en el agua representan la variabilidad y la línea de horizonte que separa montaña y agua la tendencia.