La constructora revitaliza su marca, desde los cimientos

Cliente:Moguerza
Servicios:Posicionamiento / Id corp. / Diseño corporativo
Descripción
Construcciones Moguerza, referente en el sector de la construcción en España, celebra este año su 29 cumpleaños, casi 30 años de actividad dando soluciones a proyectos de construcción de cualquier naturaleza.

Durante más de medio siglo de vida la compañía ha sabido adaptarse al cambio, a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades y demandas de sus clientes, buscando siempre ofrecer valor añadido en producto y en servicio como adn de la casa.

Este espíritu crítico y de superación llevo a la compañía a enfrentarse a un ejercicio de autoanálisis con el fin de revisar y revitalizar sus valores de marca, su posicionamiento y su identidad visual.

Este análisis confirmó que los valores primigenios de la compañía seguían en plena forma; una necesidad innata de ofrecer siempre la máxima calidad, un sistema de trabajo basado en la profesionalidad y la dedican en cuerpo y alma a cada uno de los proyectos, un espíritu de innovación perpetuo y, como base, una relación con sus clientes basada en la confianza, la honestidad y la transparencia.

Un vez confirmada su esencia, su propósito como compañía, el siguiente step fue estudiar como reflejar esta idiosincrasia en su imaginario, en su manera de comunicarse con sus stakeholders de forma visual. Después de 29 años en el mercado se hacía necesario rejuvenecer un sistema visual excesivamente maduro.

Bajo estos parámetros de posicionamiento y con medio siglo sin una nueva apuesta visual se decidió enfocar el proyecto como una revolución más que como una evolución, Moguerza necesitaba dar un golpe en la mesa y contar al mundo que la excelencia en sus productos y servicios también estaba presente en su forma de presentarse y comunicarse con el mundo.

Los insights claves para la construcción de la nueva identidad visual fueron, la necesidad de modernizarse visualmente para diferenciarse dentro de un sector cada día mas update con su estética corporativa, simbolizar la excelencia en sus productos y servicio y visibilizar plásticamente el espíritu honesto, cercano y transparente, mantra de la compañía.

Estos conceptos se trasladaron en primera instancia a la expresión mínima de la marca, el logotipo. Una expresión mínima basada en dos elementos, un logotipo y su isotipo, el símbolo.

Se construyó un logotipo fácil, cercano, claro, naif pero contundente, sereno pero expresivo donde la funcionalidad prima y donde nada sobra. Compuesto por una tipografía condensed, el logotipo y su isotipo son pura claridad y eficiencia, un sistema visual mínimo que se mantiene en equilibrio entre la facilidad, la cercanía y la contundencia. Estos 2 elementos gráficos conviven en pareja, son hermanos y además de compartir tipografía y cromática corporativa, ( la paleta cromática es el único aspecto de la marca en el que se decidió ser continuista) comparten un guiño, una intención que simboliza su base de posicionamiento, saber hacer y confianza, una línea horizontal que sujeta tanto logotipo como isotipo desde la base y que simboliza la esencia del nuevo tagline de marca “Confianza desde los cimientos”.

Esta nueva expresión mínima de la marca se complementó con un universo gráfico ad-hoc a la nueva esencia visual. Un sistema de iconos de líneas fáciles y amigables, unos parámetros fotográficos revitalizados y un conjunto de layouts que facilitaban la lectura y comprensión de la información mediante códigos tipográficos, cromáticos y estructurales vivos, de fácil asimilación y contundentes.

En definitiva ,Moguerza desembarca en el año 2017 con una identidad visual acorde a su desempeño actual y que atiende a una demanda externa que pide una comunicación plástica corporativa a la altura a los servicios que se le ofrecen.