48 Horas con Telefónica

Telefónica

Descripción
48 horas con Telefónica es el acto de relaciones públicas más importante que Telefónica realiza, desde 2001, con sus 500 mayores clientes corporativos en España. Su objetivo es fidelizar y estrechar lazos comerciales y ser un foro de negocio para los asistentes.

Cada año un concepto marca la personalidad, plan de comunicación, lema, escenografía y atmósfera del evento. Quum diseña los contenidos, ambientaciones, y animaciones y produce y ejecuta técnicamente, dos reuniones de trabajo plenarias, cuatro reuniones sectoriales, dos cenas, y alrededor de catorce planes de ocio simultáneos que se suceden en dos jornadas.

 

Una ciudad inteligente

 

Movilforum es una feria-congreso en la que Telefónica y sus partners estratégicos presentan sus servicios IT a sus clientes. En la edición de 2011 diseñamos una feria-congreso al estilo tradicional, con un espacio experiencial de Telefónica, en 2012, en lugar de construir una feria estructurada por las marcas proveedoras de servicios, dijimos: ¿por qué no orientamos la feria al visitante y construimos una ciudad donde se presenten las soluciones en su contexto de uso?, una pequeña “smart city” orientada a los asistentes donde fuera intuitivo encontrar la solución que cada uno demandaba. Stands, demostraciones, logística de invitados, foro con ponentes invitados, espectáculo de apertura y cierre, etc.

 

Tecnología y arte

Convergencia tecnológica en torno a la movilidad y la productividad laboral. Lo que hoy es un hecho, comenzaba a hacerse realidad en este encuentro de Telefónica con sus grandes clientes en la ciudad de Sevilla: Sevilla, donde la tecnología se hace arte. Un escenario orgánico de formas fluidas en el que convergían distintas tecnologías de luz e imagen, clásicas y de última generación, orientadas a transmitir la creatividad en las soluciones y potencia del arte de todos los tiempos. Valores que Telefónica posee y quería transmitir a sus invitados.

 

Paisaje orgánico

Un videomapping de nueve proyectores sobre un escenario compuesto por formas orgánicas en cinco planos distintos, para transmitir una arquitectura compleja de formas curvas sobre la que se proyectaban imágenes figurativas -urbanas o de naturaleza- y abstractas. Introducir a los asistentes en una realidad visual rica y cambiante, como las soluciones IT que lidera Telefónica.

Éter

 

Para reflejar la galaxia que forman Telefónica y sus clientes, diseñamos un escenario que representaba un rincón de ese éter en el que el espacio, la ausencia de volúmenes y elementos opacos, es el protagonista. Una pantalla transparente de 60 metros cuadrados, con dos escenarios, anterior y posterior, llevaba a confundir la presencia real con las presencias proyectadas.

 

Transformación

El poder de transformar, que está en el núcleo del mensaje corporativo de Telefónica, encontró un paradigma en Bilbao, ejemplo de transformación de una ciudad. Seis escenarios distintos se sucedían ante los asistentes, construyéndose en su presencia, para reflejar esa capacidad de cambio y transformación de una ciudad y de Telefónica. Desde Bach en un órgano de cinco mil tubos a hiphop sobre un mapping de luz y formas proyectado contra una estructura cúbica de aluminio. Este concepto se plasmó en todo el evento, incluidas las cenas, en las que reflejamos esa misma transformación y convivencia del pasado y el futuro.

Frambuesas en la Plaza de España

 

Transformar la Plaza de España de Sevilla en un escenario colorista y bizarro donde tuvo lugar una cena para 750 personas, con un espectáculo multidisciplinar de luz, música y performances en directo, fue el reto que Telefónica y Quum Live! asumieron para una cena dentro del evento 48 Horas con Telefónica. ¿Es que no puede haber edificios construidos con frambuesas gigantes?

 

El sueño de una noche de verano

 

La interpretación libre del sueño de una noche de verano para una cena con grandes clientes de Telefónica, nos llevó a crear un bosque mágico con seres fantásticos y una historia de amor accidentado entre una bailarina lírica y un breakdancer, dentro de una atmósfera musical ecléctica en la que una orquesta tenía el papel protagonista. Una historia para el verano. ¡Oh, el amor!

 

Fuego, luz y música

 

Un piromusical es un espectáculo de sincronización electrónica de luz, fuegos artificiales y música. Como siempre en la vida, los matices constituyen la diferencia. La música para los fuegos de Haendel o bandas sonoras más eclécticas, compuestas por flamenco, heavy metal, pop, rock sinfónico y música clásica, han sido las bases musicales diseñadas por Quum Live! para estos espectáculos que tienen una alta carga emocional y que transportan a los asistentes a mundos oníricos y recónditos sentimientos que perduran después en la retina y en el corazón.

 

Un puente de Einstein – Rosen – Galdent

 

En una cantera subterránea de marés, creamos la atmósfera de un hipotético “agujero de gusano” entre dos galaxias para la cena de celebración del X aniversario de 48 horas con Telefónica. Un ambiente bizarro y algo tétrico, futurista, con una iluminación inspirada en Stargate, en el que simultáneamente, en diferentes espacios, se realizaban distintas performances: luz negra, bailarinas láser, un espectáculo teatral postnuclear al estilo de Mad Max, un pintor de vídeo, monstruos y seres extraños… 700 asistentes que todavía recuerdan la experiencia.